×

Secciones

Red de Blogs de
Grupo Servimania ®

MENU

 

Medidas que protegen un parto prematuro

Publicado hace 6 meses por Redacción . 187 visitas
 
 

El número de bebés que nacen antes de las 37 semanas de gestación no hace mas que aumentar. En muchos casos, estos bebés prematuros son muy inmaduros y necesitan atención en la UCI neonatal durante semanas o meses. Sobre todo las madres que han pasado por eso, o que han vivido cerca de esta situación, se preguntan si pueden hacer algo para intentar evitarlo. La respuesta es si: conocer los factores de riesgo ayuda a detectarlos y a buscar ayuda cuando todavía estamos a tiempo.


Siete gestos sencillos pueden evitar que la gestación termine antes de tiempo: 



  • Evitar el tabaco: al fumar, los vasos sanguíneos de la placenta se contraen y el feto recibe menos sangre, menos oxígeno, menos nutrientes, y todo ello favorece el nacimiento antes de lo debido. Es importante también evitar lugares donde se fuma durante la gestación reduce este riesgo. También hay que dejar de timar alcohol y drogas.

  • No tener hijos muy seguidos. Las mujeres que se quedan embarazadas en el primer año después de haber sido madres, o de haber perdido un hijo, tienen más partos prematuros. En el caso de que se haya producido un nuevo embarazo en un tiempo igual o menor después de haber dado a luz a otro hijo, no hay que alarmarse, pero no hay que olvidarse comentarselo al médico y seguir sus consejos. 

  • No saltarse consultas. En las visitas habituales, la matrona o ginecólogo pueden detectar factores de riesgo y, si aparecen, tratarlos a tiempo o si consideran que la mujer tiene un riesgo alto, enviarla a una Unidad de prematuridad.

  • Corregir la anemia. En especial en el primer y segundo trimestre. Su en lis análisis de sangre se detectan niveles bajos de este mineral, el ginecólogo puede recomendar un suplemento.Para que el organismo pueda absorberlo bien, hay que tomarlo junto cin un alimento rico en vitamina C.

  • Tratar las infecciones. Aproximadamente en el 50% de los partos prematuros, la causa es una infección. Hay que prestar especial atención a kas infecciones que a veces pasan inadvertidas, como la cistitis y vaginales. Ante cualquier síntoma sospechoso, escozor en la micción, sangre rn la orina, sensación de picor o ardir en el área genital, hay que acudir al médico inmediatamente.

  • Comer bien. En la dieta no deben faltar acidos grasos omega-3 porque tienen una acción antiinflamatoria, es decir, protegen frente las infecciones. También se aconseja tomar a diario lácteos ricos en probióticos, cono el yogur y el kéfir, porque ayudan a mantener una flora bacteriana vaginal en buen estado y resistente a las infecciones, y reducir las grasas saruradas.

  • Mantener el estrés a raya. En una situación de agobio y exceso de trabajo, el organismo produce cortisol, una de las hormonas implicadas en la aparición de las contracciones y el inicio del parto. Si la futura madre se siente abrumada o con un exceso de trabajo, debe comentarlo con el ginecólogo sin demora, y en caso de que note malestar, o dolor en el abdomen, debe acudir a urgencias. Si el especialista lo considera necesario, le recomendará una baja médica. 

Fuente: www.bebesaludable.es
 
 
 
 
Servimania ® es marca registrada. Copyright 2017. Todos los derechos reservados.